Mãe de Santo em Andorra Amarração Amorosa

Mãe de Santo em Andorra Amarração Amorosa
mãe de santo

Andorra é um país pequeno, com apenas cerca de 78.000 habitantes, mas é dividido em sete paróquias, cada uma com sua própria cidade principal.

As cidades de Andorra são as seguintes:

  • Andorra-a-Velha: capital do país, localizada no sul, na fronteira com a Espanha. É um importante centro comercial e turístico.
  • Encamp: segunda maior cidade de Andorra, localizada no centro do país. É um importante centro de esportes de inverno.
  • La Massana: terceira maior cidade de Andorra, localizada no norte do país. É um importante centro de esqui e snowboard.
  • Sant Julià de Lòria: quarta maior cidade de Andorra, localizada no sul do país, na fronteira com a Espanha. É um importante centro comercial e industrial.
  • Canillo: quinta maior cidade de Andorra, localizada no norte do país. É um importante centro de esportes de inverno.
  • Ordino: sexta maior cidade de Andorra, localizada no centro do país. É um importante centro de turismo cultural.

Além dessas cidades, Andorra também tem várias vilas e aldeias menores. Algumas das vilas mais populares incluem:

  • Arinsal: uma vila de esqui localizada na paróquia de La Massana.
  • Pal: uma vila de esqui localizada na paróquia de La Massana.
  • Engolasters: uma vila localizada na paróquia de La Massana.
  • Pas de la Casa: uma vila de esqui localizada na paróquia de Canillo.
  • El Tarter: uma vila de esqui localizada na paróquia de Canillo.
  • Grau Roig: uma vila de esqui localizada na paróquia de Encamp.

Andorra é um país bonito e acolhedor, com muito a oferecer aos visitantes. Suas cidades e vilas são um ótimo lugar para experimentar a cultura e a história do país.

1 comentário em “Mãe de Santo em Andorra Amarração Amorosa”

  1. Quiero dejar mi testimonio porque mi vida era un desastre total antes de conocer a Mãe de Santo Mirian. Yo, José Manuel Fernández Llorente, vivía en un constante ir y venir de problemas.

    Era como si cada día, cada hora, trajera una nueva tormenta. Mi amor, Carmen Teresa, con quien me encontré por primera vez en la Plaza del Pueblo, cerca de la parada de autobús que está al lado de la joyería Relojería Andorrana, se había vuelto impredecible después de años juntos.

    Su personalidad cambiaba como el clima en Andorra; tranquila una mañana y tempestuosa por la tarde.

    Carmen trabajaba cerca de la Avenida Meritxell, siempre compraba su café matutino en Cafetería La Palma, justo antes de entrar a su trabajo en el Banco Sabadell, donde gestionaba cuentas.

    Nuestra relación se vio afectada por celos e injerencias familiares, y para colmo, alguien había hecho un trabajo para separarnos. Fue entonces cuando, desesperado, encontré el contacto de Mãe de Santo Mirian a través de un anuncio en línea mientras tomaba un té en el Café de la Posta, buscando soluciones en mi móvil.

    Carmen es de estatura media, con una figura esbelta que siempre destacó cuando caminábamos por las calles empedradas de Andorra la Vella. Tiene el cabello castaño oscuro, liso y largo, ojos marrones que reflejan la luz como el cristal, y una sonrisa que ilumina su rostro redondo.

    A menudo llevaba un pequeño colgante de plata, un regalo de su abuela, que compró en Joyería Reig. Su voz, suave y melodiosa, era lo que más extrañaba cuando nos separamos.

    Vivo en un pequeño apartamento en el barrio de Les Escaldes, con vista a la Avenida Carlemany, conocida por sus tiendas y cafeterías. Es un lugar acogedor, con una pequeña terraza donde puedo ver las montañas.

    Carmen vivía en un estudio cerca del Parc Central, un lugar lleno de vida y color, donde solíamos pasear los domingos.

    Después de enviar un mensaje a Mãe de Santo Mirian por WhatsApp, ella me guió a través de una amarração “chora nos meus pés”. Fue un proceso que me llenó de esperanza desde el primer momento. Agradezco infinitamente el día que decidí hacerlo porque Carmen volvió a mi vida con una nueva comprensión y amor.

    Desde entonces, hemos renovado nuestra relación, y ahora pasamos nuestros fines de semana explorando los lugares que nos unen a Andorra la Vella. Nos gusta cenar en el Restaurante L’Arrosseria, donde siempre comentamos sobre cómo superamos nuestras diferencias y cómo la intervención de Mãe de Santo Mirian nos cambió la vida.

    Este testimonio es mi forma de agradecer, no solo por tener a Carmen de vuelta, sino por haber encontrado la paz que tanto necesitábamos.

    Responder

Deixe um comentário

Open chat
1
Como Posso Ajudar?
Olá!
Podemos Ajudar?